Proyecto FESOCA

Las discapacidades, sean del tipo que sean, son una dificultad añadida a la hora de relacionarnos con los demás, con el entorno y, en muchas ocasiones, para encontrar trabajo.

Es por ello por lo que nuestra residencia geriátrica Benviure de Barcelona y la Federación de Personas Sordas de Catalunya llevan años colaborando en la formación de nuestro personal en lengua de signos y en la óptima adaptación de las personas con discapacidad auditiva de la 3ª edad. FESOCA ayuda a personas con esta discapacidad a poder encontrar trabajo en el sector de las residencias de ancianos, es por ello por lo que la colaboración con la Residencia Benviure estrecha lazos cada día más con esta organización. Somos la única residencia de ancianos de Catalunya que tiene formado a todo su personal en lengua de signos. Es por ello por lo que nuestro personal asume un altísimo grado de compromiso con los colectivos más desfavorecidos físicamente como son los discapacitados sensoriales.

Asimismo, somos la única residencia de ancianos de Catalunya que admite a residentes de 3ª edad sordos y ciegos. La morfología de nuestro Centro hace posible que la ausencia de barreras arquitectónicas y comunicativas facilite la vida diaria a residentes con movilidad reducida y con deficiencias sensoriales.

Las discapacidades, sean del tipo que sean, son una dificultad añadida a la hora de relacionarnos con los demás, con el entorno y, en muchas ocasiones, para encontrar trabajo.

Es por ello por lo que nuestra residencia geriátrica Benviure de Barcelona y la Federación de Personas Sordas de Catalunya llevan años colaborando en la formación de nuestro personal en lengua de signos y en la óptima adaptación de las personas con discapacidad auditiva de la 3ª edad. FESOCA ayuda a personas con esta discapacidad a poder encontrar trabajo en el sector de las residencias de ancianos, es por ello por lo que la colaboración con la Residencia Benviure estrecha lazos cada día más con esta organización. Somos la única residencia de ancianos de Catalunya que tiene formado a todo su personal en lengua de signos. Es por ello por lo que nuestro personal asume un altísimo grado de compromiso con los colectivos más desfavorecidos físicamente como son los discapacitados sensoriales.

Asimismo, somos la única residencia de ancianos de Catalunya que admite a residentes de 3ª edad sordos y ciegos. La morfología de nuestro Centro hace posible que la ausencia de barreras arquitectónicas y comunicativas facilite la vida diaria a residentes con movilidad reducida y con deficiencias sensoriales.

¡Venga a conocernos!

Deje sus datos y solicite una visita o llámenos al 93 681 14 99

MENSAJE:

 
 

¡Venga a conocernos!

Deje sus datos y solicite una visita o llámenos al
93 681 14 99

NOMBRE:

EMAIL:

MENSAJE:

Acepto la política de privacidad