¿Cómo cuidar a una persona encamada en casa?

cuidar persona encamada

Cuando un paciente no se puede mover de la cama, se tienen que extremar los cuidados tanto de higiene como posturales para evitar que pueda lesionarse o vivir en malas condiciones de salud. El cuidador o la persona que esté a su cargo es quién tiene que conocer los cuidados básicos para garantizarle una óptima calidad de vida.

En este post de Benviure queremos contarte cómo cuidar a una persona encamada. A continuación, te indicaremos algunos de los consejos esenciales que tienes que tener en cuenta para poder contribuir a que el paciente tenga una mejor salud y bienestar en su día a día.

4 consejos para cuidar a una persona encamada

Cuando una persona se encuentra en la cama postrada de forma crónica, se tienen que empezar a llevar cuidados de salud para permitir que su organismo funcione correctamente y, al mismo tiempo, que su calidad de vida sea la adecuada. La dieta, la postura y la higiene son solo algunos de los aspectos que se deben tener en cuenta.

Aquí te dejamos una lista para que puedas saber cómo cuidar a una persona encamada con consejos esenciales que te ayudarán a llevar a cabo esta tarea. Son los siguientes:

Vigila la postura del encamado

La postura es esencial para mejorar la circulación de la sangre, para evitar lesiones, dolores de espalda o la aparición de llagas. Además, cuando se mueva al paciente o se incorpore en la cama, se tiene que prestar ayuda con la colocación de almohadas en la espalda que le permitirán apoyarse.

La importancia de la dieta

La alimentación también recobra una especial importancia en las personas que están en la cama. El motivo es que los nutrientes que tomamos de los alimentos nos ayudan a regenerar tejidos y a mejorar el estado de salud tanto interno como externo. Esto es básico para evitar que aparezcan llagas o úlceras en el cuerpo.

Se recomiendan incluir alimentos frescos, saludables y bajos en grasas saturadas. Aquí te dejamos una lista con lo que se debe incluir en la dieta:

  • Alimentos ricos en fibra
  • Verduras y frutas
  • Ingredientes ricos en proteínas
  • Evitar las grasas saturadas y transgénicas

Además, el consumo diario de 1,5 litros de agua al día también se deben llevar a cabo en pacientes encamados ya que ayuda a mantener el organismo depurado y libre de toxinas.

La importancia de la higiene

Asear cada día a la persona que yace en la cama es, también, un aspecto esencial y básico en su calidad de vida. La higiene les ayudará a sentirse más cómodos y a gusto con su cuerpo pero, además, también evitar los malos olores así como la acumulación de bacterias o suciedad que pueden hacer mella en la salud de la piel.

Además de lavar bien el cuerpo, también es esencial que se hidrate la piel para evitar lesiones, grietas o heridas que se creen con el roce de las sábanas, el pijama, etcétera. Durante el aseo se tiene que tener en cuenta lo siguiente:

  • Lavar bien todas las zonas del cuerpo, sobre todo, los pliegues
  • Secar profundamente para evitar la acumulación de humedad que puede causar hongos y bacterias
  • Hidratación de la piel: es también esencial para poder mejorar el estado de salud de la piel del paciente. Se evitarán lesiones, heridas y piel reseca

Ejercicios físicos para pacientes encamados

Y, por último, para poder cuidar a una persona encamada también es recomendable que se estimule su cuerpo mediante la realización de ejercicios. Estos contribuirán a prevenir que aparezcan úlceras o que se atrofien los músculos.

Los ejercicios a realizar deben ser muy sencillos y con movimientos suaves. Simplemente, serán movimientos y repeticiones que irán encarados a evitar que las articulaciones y el cuerpo pueda atrofiarse al estar muchas horas en la misma postura.

Llevar la rodilla hacia el pecho o alzar los brazos hacia arriba y hacia abajo son algunos de los ejercicios recomendados. No obstante, en este aspecto es siempre imprescindible que sea el médico quién indique qué rutina llevar a cabo.