disfagia
Consejos para evitar la disfagia
13 noviembre, 2018
Show all
perdida de apetito en mayores

Una afección bastante común en los adultos mayores es padecer pérdida de apetito, una condición que médicamente se conoce como “hiporexia” y que provoca que la persona mayor sienta menos apetito y menos ganas de comer en su día a día. Una de las causas principales es que, cuando se llega a la tercer edad, el adulto hace menos actividad física y, por tanto, sus necesidades nutricionales son diferentes y más bajas. Sin embargo, esta situación puede venir provocada por otros factores que merece la pena conocer.

En este artículo de Benviure vamos a descubrirte cuáles son las causas y el tratamiento de la pérdida de apetito en mayores. De esta manera, podrás aprender a tratar con la persona que padece esta condición y darle los cuidados que necesita para mejorar su salud y su bienestar.

Causas de la pérdida de apetito en mayores: las más comunes

Aunque la desgana y la falta de hambre sea algo, más o menos, habitual entre la población de la tercera edad, lo cierto es que se debe tener mucho cuidado si una persona está pasando por esta situación. Y es que no debemos olvidar que la alimentación es nuestra principal fuente de energía y todo nuestro organismo funciona gracias a los nutrientes recibidos por la comida.

Por tanto, debemos cuidar de que nuestros adultos disfruten de una dieta saludable, equilibrada y nutritiva para garantizarles una salud más fuerte e idónea para esta etapa de sus vidas.

No obstante, la pérdida de apetito es algo muy común y algunas de las causas que provocan esta situación son las siguientes:

  • Inactividad: el hecho de que una persona deje de hacer actividad física durante el día y esté más sedentario produce que su cuerpo no necesite tantas calorías ni tanta energía y, por tanto, su cuerpo no le reclama tantos alimentos para saciar su apetito
  • Enfermedades: existen muchas enfermedades que conllevan la desaparición del hambre como, por ejemplo, el cáncer, enfermedades hepáticas, etcétera.
  • Demencia: los pacientes con algún tipo de demencia pueden experimentar falta de apetito debido a su enfermedad ya que es una reacción adversa muy común
  • Insuficiencia cardíaca: las  personas que tienen problemas con el sistema cardiovascular también pueden experimentar anomalías en su organismo y una reducción del apetito
  • Medicamentos: también existen muchos medicamentos que tienen como efecto secundario la disminución del apetito
  • Factores sociales: y, por último, la desgana también puede provenir del contexto social. Es decir, cuando una persona mayor se siente aislada o distanciada del entorno, puede dejar de comer de forma voluntaria como un signo de aislamiento y de apatía social

Cómo ves, pueden ser muchas y muy variadas las causas que producen pérdida de apetito en mayores. Por eso, lo mejor que se puede hacer en estos casos es acudir a un médico para que examine al paciente y averigüe cuál es el origen de esta afección. Solo así, podrá darle el mejor tratamiento.

Cómo tratar la pérdida de apetito en ancianos: 5 consejos

tratar la perdida de apetito

Es muy importante prestar atención a la dieta y a los hábitos alimentarios de nuestros ancianos porque, si no se hace nada al respecto, podría caer en un estado de desnutrición que puede poner en serio riesgo su salud.

Para poder evitar o tratar esta pérdida de apetito en mayores, a continuación vamos a ofrecerte algunos de los mejores consejos que te ayudarán a combatir dicha situación:

  1. Divide las comidas en 5 tomas al día: es importante que una persona coma varias veces al día en cantidades más pequeñas. Así, con menos volumen de comida, no se sentirá lleno y podrá digerir de forma más sencilla los alimentos.
  2. Apuesta por alimentos ligeros: es importante que incluyas alimentos saludables y fáciles de digerir porque, en la tercera edad, el sistema digestivo es más delicado. Evita los azúcares, las grasas y los fritos y apuesta por ingredientes más sanos y nutritivos.
  3. Alimentos tiernos: la dentadura también puede ser un problema al llegar a la época adulta, por eso, es mejor que se preparen alimentos bien cocinados y que sean fáciles de masticar.
  4. Motiva su apetito: para poder tratar la pérdida de apetito en mayores te recomendamos que prepares platos que sean del gusto del paciente y que, así, tenga ganas de comer y se le despierte un poco el hambre.
  5. Ingredientes nutritivos: apuesta por alimentos que sean muy nutritivos como la carne roja, el huevo, las verduras y las frutas. De esta forma, con poca cantidad de alimento, disfrutarán de un importante aporte de vitaminas y minerales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *