¿Es hereditario el Alzheimer?

¿es hereditario el alzheimer?

Las vinculaciones genéticas del Alzheimer ha sido, desde siempre, un motivo de preocupación e investigación médica. Cuando un familiar padece esta enfermedad, saltan todas las alarmas al creer que es hereditario el Alzheimer. Pero ¿qué hay de cierto en esta creencia?

En el post de hoy queremos hablarte sobre si es es hereditario el Alzheimer o no. Para ello, te descubriremos la relación que existe a nivel genético y, así, despejaremos las dudas que puedas tener el respecto.

El Alzheimer no es hereditario (en la mayoría de los casos)

Que el Alzheimer sea hereditario es una de las cuestiones que más preocupan a las familias que tienen un miembro con esta enfermedad. Pero debemos remarcar algo: en la gran mayoría de los casos el Alzheimer NO es hereditario. Es decir, aunque haya un familiar afectado por dicha condición, sus descendientes no tienen por qué desarrollarla.

Pero para comprenderlo mejor, es importante conocer el funcionamiento de nuestros genes. Los APOE son los dos tipos de genes que heredamos de nuestros padres. Y estos genes pueden presentar algunas variantes que hagan que seamos más propensos a padecer Alzheimer.

De todas las variantes genéticas que hay, la APOE4 es la que se ha identificado como la de mayor riesgo para poder padecer esta enfermedad con el paso de los años. Pero cabe remarcar algo importante: tener este gen no implica necesariamente padecer Alzheimer. Simplemente, se trata de un factor de riesgo que puede conllevar a la aparición de dicha condición.

Por tanto, ante tu pregunta de “¿Es hereditario el Alzheimer?” la respuesta es que NO. De hecho, en un 99% de los casos, la genética no es el factor que determina que tengamos dicha enfermedad. Por tanto, aunque sí que es cierto que puede afectar ligeramente, no podemos afirmar que el Alzheimer sea una condición genética.

Probabilidad de heredar Alzheimer

La probabilidad de que el Alzheimer se desarrolle por causas genéticas es muy baja: tan solo el 1% de los casos son atribuidos a cuestiones hereditarias. Cuando esto ocurre, la enfermedad suele presentarse de una forma más fuerte y notoria, además de aparecer de forma más temprana: a los 60 o 65 años.

Sin embargo, sí que hay una serie de factores de riesgo que pueden hacer que padezcamos Alzheimer. Son hábitos de vida sobre los que podemos actuar para, así, disfrutar de un cerebro más sano y fuerte. Aquí te ofrecemos un listado con todo aquello que tú puedes hacer ahora mismo para prevenir esta enfermedad cognitiva:

  • Salud cardiovascular: es importante contar con una buena condición cardiovascular para que la sangre circule por nuestro cuerpo y, también, oxigene el cerebro. Por ello, se recomienda tener una vida activa, hacer ejercicio físico y alejarse de sustancias tóxicas como puede ser el exceso de contaminación y el tabaco
  • Alimentación sana y nutritiva: también está claro que nuestro organismo en general se nutre de los alimentos que tomamos. Por eso, si apostamos por una dieta rica en nutrientes y baja en grasas saturadas conseguiremos que todo nuestro organismo funcione mejor y, también, el cerebro
  • Bebe suficiente agua: nuestro cuerpo es, en su gran mayoría, agua. Por ello, es esencial que esté correctamente hidratado para que todo el organismo funcione de forma óptima. Bebe de 1,5 a 2 litros de agua al día y conseguirás vivir de forma mucho más sana

En general, todo lo que es bueno para el corazón también es bueno para el cerebro. Por tanto, nuestro consejo es que te pases a llevar una vida sana y que controles al máximo los excesos.

La alimentación y el ejercicio físico son los pilares sobre los que se tienen que fundar nuestra vida. Solo así, envejeceremos de forma más fuerte  y saludable.