Tratamiento de la distimia o trastorno distimico en ancianos

distimia en ancianos

¿Has oído hablar de la “distimia”? Se trata de una condición de salud mental que, aunque su nombre no sea muy conocido, afecta a una gran parte de la población. El propio nombre de dicha afección significa “humor perturbado” y es que los pacientes con distimia suelen presentar alteraciones a nivel emocional y bruscos cambios de humor.

Hoy en día es una de las afectaciones más importantes de la sociedad y, entre todos los grupos de personas, los mayores son de los más afectados. Por eso, en este post de Benviure queremos descubrirte cuál es el tratamiento de la distimia que se suele llevar a cabo para, así, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La distimia, una afección que se puede superar

Puede ser que, a simple vista, la distimia se pueda confundir con la depresión. Y es que, en parte, estas dos condiciones están muy relacionadas. No obstante, la distimia es ligeramente menor que la depresión y se puede tratar llevando a cabo algunos cambios de hábitos en nuestro día a día.

Debes saber que, además de con el nombre de “distimia”, esta condición se conoce de otras formas como las siguientes:

  • Depresión menor: se pone la coletilla de “menor” para especificar que tanto los síntomas como los efectos de dicha afección son menores, más leves, que los de la depresión común
  • Depresión crónica: muchas personas pueden llamar la distimia con este calificativo, sin embargo, el adjetivo de “crónico” da a entender que no se puede tratar. Y esto no es del todo cierto.

Cómo ves, aunque coloquialmente existan otras formas de denominar esta afección, la más adecuada es hacerlo con el nombre de “distimia” y, por eso, es la palabra que usaremos a lo largo de este post.

Cabe apuntar que esa enfermedad suele comportar la aparición de diferentes síntomas que suelen ser leves o moderados, nunca graves. No es tan intensa como una depresión y, por tanto, la forma de tratar la distimia es ligeramente diferente.

trastorno distimico

¿Cómo tratar la distimia en personas mayores?

Debemos apuntar que, hasta la actualidad, no se conocen con exactitud los motivos por los que una persona puede padecer distimia. Sin embargo, las investigaciones tienden a apuntar que esta condición aparece a causa de la alteración de la serotonina, un neurotransmisor que afecta de forma directa al estado de ánimo.

En el caso de que uno de tus familiares padezca distimia debes saber que, hoy en día, existen diferentes maneras de tratar el trastorno distímico en ancianos. Aquí te descubrimos las vías que normalmente se suelen usar:

  1. Psicoterapias: estas terapias están llevadas a cabo por profesionales de la psicología y psiquiatría. Tienen como objetivo ayudar a que los afectados puedan hacer frente a los pensamientos negativos y, para ello, les dan técnicas y herramientas de control.
  2. Psicoterapias conductuales: en relación con lo anterior, también existen otros tratamientos que tienen como objetivo que el paciente disfrute de una vida más activa. De esta forma, se contrarresta el malestar haciendo que viva momentos de bienestar y satisfacción personal.
  3. Terapias de psicoanálisis: es otro de los mejores tratamientos de la distimia. Se trata de llevar a cabo sesiones enfocadas a que el paciente pueda conocerse mejor y, así, sentirse más a gusto consigo mismo, aumentar su autoestima y su confianza.
  4. Tratamiento farmacológico: también suele ser habitual que, para poder tratar en profundidad esta condición, el médico recete un tratamiento médico que se lleva en paralelo con estas terapias. Suelen ser antidepresivos que ayudan a controlar la actividad de la serotonina para estimular su óptimo funcionamiento.

De todas maneras, para poder aplicar el correcto tratamiento de la distimia será imprescindible que sea un médico quien dé las pautas a seguir. De esta forma, se conseguirá mejorar la calidad de vida del paciente, así como se facilitará la convivencia con el resto del núcleo familiar.